Cuando en mayo de 1902, con motivo de la coronación del rey Alfonso XIII, se organizó un torneo de fútbol en Madrid que reunía a los mejores equipos de la nación en un panorama de fútbol incipiente sin apenas estructuras organizativas ni competiciones regulares, nada hacía presagiar que este deporte llegaría a calar tan profundamente en la sociedad moderna de infinidad de países.


Esta primera competición, que se celebró el trece de mayo, impulsada por el Madrid Foot-Ball, precedente del futuro Real Madrid, tuvo tal éxito y trascendencia que se convirtió en la primera competición regular nacional a partir del año 1903. Progresivamente llegó a ser lo que hoy conocemos como Copa del Rey, la cual reúne en una competición eliminatoria a los ochenta y cuatro mejores clubes del territorio nacional.

La historia de SEAT y la Copa

El romance de SEAT con la Copa nació hace ahora nueve años, en unos momentos complicados para la competición, que parecían haberle hecho perder cierto peso y en los que se barajaban diferentes alternativas para introducir cambios en su formato que pudiesen incidir en una mayor emoción.


Sin embargo, durante los primeros siete años de esta unión la participación de SEAT se limitó a una importante presencia en las finales como patrocinador principal, lo que hizo que rápidamente un gran porcentaje de la afición seguidora de esta competición asociase a SEAT con la misma.


Desde hace dos años, SEAT decide hacer una gran apuesta por la Copa del Rey, convirtiéndola en su principal patrocinio en España, traduciéndose en una presencia constante desde los dieciseisavos de final y en toda una serie de eventos y actos que rodean todo el circuito. En ellos, el apoyo y la colaboración de los concesionarios repartidos por toda España han tomado un papel fundamental

Uno de los retos más importantes que ha supuesto esta competición, en cuanto a la organización de eventos, ha sido el exitoso intento de acercar el conocimiento de la misma al público en cada ciudad a través de nuestros concesionarios con el Tour de La Copa.  A través de él, más de diez mil aficionados han podido ver en sus ciudades el trofeo original y real que sirve de galardón a la competición, y más de cinco mil seiscientos han participado en diversas promociones realizadas en torno a los eventos.


Hemos consolidado así una relación en la que el fútbol y nuestra marca SEAT se refuerzan y se ven favorecidos por la unión de los valores de calidad, excelencia y competitividad. En Varocar, como concesionario de SEAT en Asturias, estaremos encantados de participar en años sucesivos.

Enhorabuena a los clubs finalista y al vencedor de la pasada Copa del Rey